Todo sobre las unidades SSD ¿Qué debo saber antes de comprarlas?

¿Alguna vez te has preguntado sobre las unidades SSD? Su funcionamiento, para qué sirven, entre otras cosas. Pues bien, en este post conocerás todo sobre dichas unidades.

Las unidades SSD han sido usadas como dispositivos en almacenamiento que según con la bajada en precio de memorias NAND se han popularizado tras los años.

En efecto, ya casi todos los usuarios que compran nuevos equipos que se encuentran en el interior unidad en almacenamiento de este tipo.

Lo más revolucionario en tecnología son las SSD las cuales han robado la posición que ocupaban los HDD. En el artículos“10 MEJORES UNIDADES SSD PARA PORTÁTILES” de la página SHOPPINGTO9, puedes conocer más sobre ellas, si piensas comprar una unidad SSD debes tomar en cuenta lo siguiente

Qué debes saber antes de comprar una unidad SSD

Formatos SSD

Formato más conocido de las SSD es el que usa mismos estándares que discos duros que poseen 2,5 pulgadas. Si montas para ordenador portátil debes tener en cuenta que la altura fuese soportada, pues existen unidades de 9,6 mm y de 7,2 mm en grosor. Para ordenadores de sobremesa, funciona cualquiera.

El segundo formato más importante se trata de M.2, con buenas ventajas en su tamaño, consumo y peso sobre los estándares de 2,6-3,6 pulgadas con varias dimensiones de 81 x 22 y 3,6mm.

Como tercer formato se encuentran equipos sobremesa tipo tarjetas pinchadas con un slot PCI para placa base. Para dicha unidad incluyen chips directamente por la tarjeta o si se usa como accesorio para montar las M.2 anteriores con placa que no posea conectores especiales.

Capacidad de disco SSD

Un SSD de 40GB es suficiente para que se ejecute un PC para sistema MAC o Windows, junto con par de aplicaciones esenciales. Si puedes permitirte un SSD de 80GB, se considera tamaño decente, sin preocuparte de quedar escaso de memoria por un tiempo.

Rendimiento SSD

Cada fabricante ofrece cierto rendimiento SSD relacionado con velocidad con lectura secuencial, que por general va más allá de los 600MB/s de lectura con menos de escritura.

Dicho proceso se hace con bloques grandes de datos para que se mida el rendimiento en disco. Normalmente, un promedio de 50% en operaciones para la escritura y lectura son de secuencia para usuarios medios.

Estás son alguna de las medidas que debes tomar en cuenta a la hora de comprar una SSD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *